Artículos de Interés

 

Algunos puntos a tener en cuenta a la hora de movilizarse desde o hacia un aeropuerto

 

  • Antes de elegir un medio o empresa en particular, considerar todas las alternativas posibles que ofrece el aeropuerto. Es común encontrar en los grandes aeropuertos muchas empresas, tanto de autobuses expresos, como públicos, de media y larga distancia, otros exclusivos de hoteles, minibuses puerta a puerta, taxis, limousines y taxis vip, trenes, líneas subterráneas, empresas de alquiler de coches y en algunos casos dependiendo de la situación geográfica, barcos o helicópteros. En los pequeños aeropuertos las opciones son acotadas y por ende las alternativas de elección.

 

  • Efectuar un estudio de los horarios de operación, paradas intermedias, recorridos y duración del trayecto de cada medio de transporte. Tanto los fines de semana y feriados, como en los horarios nocturnos, en algunos casos suelen reducirse los horarios de funcionamiento e incluso hasta cambios de recorrido o directamente sin operación.

 

  • En caso de dirigirte hacia el aeropuerto, tener en cuenta desde que terminal partirá el avión ya que muchos aeropuertos poseen más de una terminal. Y en estos casos, los micros expresos, o taxis suelen detenerse en cada una de las terminales. Y en los grandes aeropuertos las distancias entre terminales suelen ser importantes (hasta el punto de contar con sus propios medios de conexión entre una y otra terminal). Y si el tiempo apremia, descender en una terminal errónea puede ser un problema. Por este motivo, también siempre es recomendable salir con tiempo y no fiarse en algunos casos de la duración del trayecto (sobre todo en las grandes urbes y en los horarios pico de tránsito)

 

  • Si en cambio arribas al aeropuerto y debes dirigirte hacia el centro de la ciudad o punto de destino, deberás chequear en el hall de arribos las señales que te indican los medios de transportes disponibles y la ubicación de las paradas, o puestos de venta de billetes. Si has contratado un servicio privado de traslado, el chofer te estará esperando. Observa ni bien sales de la zona de recolección de equipaje o aduanas y verás varias personas con carteles. Aquel que sostenga un cartel con tu nombre, será tu chofer.

 

  • En caso de contratar un coche de alquiler siempre es conveniente hacerlo con anticipación. Si la dirección de traslado es hacia el aeropuerto, contar con un GPS para saber en que estacionamiento debes dejarlo resulta una buena opción. Si en cambio llegas al aeropuerto (al hall de arribos) y debes dirigirse hacia la ciudad o punto de destino, sigue las señales de la terminal que te llevará hacia los mostradores donde se ubican las compañías de alquiler de coches o bien consulta con la oficia de informes del aeropuerto o al personal circundante del mismo.

 

  • Elegir el medio de transporte adecuado. Para ello deberás considerar no sólo la relación precio y calidad del servicio sino también las circunstancias del momento. Por ejemplo, puede que haya una huelga de conductores de autobuses públicos por lo que deberá descartar esa opción, o que el tiempo apremie y necesites un taxi o un metro (si lo tienes cerca). En algunos casos resulta conveniente efectuar una reserva del transfer desde el centro al aeropuerto o viceversa. Tanto por seguridad, si hay mucha demanda, asi como también para obtener una posible tarifa reducida. Más aún resulta importante contar con reserva si el traslado es hacia otro aeropuerto de la zona para efectuar un transfer aéreo.