Últimos comentarios

“Llegamos el dia 15 de septiembre desde un vuel procedente de Canada., sobre ka 12:40 del mediodía. Desde allí volábamos hasta Madrid. El caos reinaba en el aeropuerto, ni el propio personal del aeropuerto daba crédito a la falta de organización que imperaba en el mismo.La propia policía perdía la calma ante las preguntas de los transeuntes, el caos reinaba por doquier, el personal del aeropuerto, respondía en aleman , y nos guiaba de una cola interminable a otra sin orden ninguno, los allí presentes sin replica alguna, dada la vilolencia semántica de la policia. El punto máximo de tal caótica situación, fue la mochila olvidada por una usuaria del aeropuerto en una cafetería. Ante tan mal olvido la policia, actuó como en una practica de principiante. Primero perdiendo los nervios ante la presencia del objeto sospechoso , y tras la localización por voluntad de la propia usuaria, de una manera agresiva hacia la misma por su descuido. Pero todo ello sin adopción de medida alguna medida de seguridad respecto a los usuarios del aeropuerto que contemplábamos con estupor desde la cola que el personal del aeropuerto había organizado sin criterio alguno para el acceso al interior del aeropuerto. Donde de nuevo y a pesar de venir de un vuelo de conexión procedente de Canadá debíamos volver a pasar un nuevo control de seguridad donde de nuevo iba a reinar el caos y la intranquilidad dado que muchos de los viajeros perdían sus vuelos. Con todo ello lo único que puedo decir que pareciamos estar no en un aeropuerto organizado y moderno sino en un aeropuerto propio de otras latitudes. ”

Begoña Martínez Molina - Caudete, España - 16 de Septiembre de 2018